Residuos Industriales

Producción de residuos industriales

Los residuos industriales pueden ser principalmente de dos tipos, según su composición: los que pueden ser asimilables a urbanos y otros que por poseer características peligrosas y/o tóxicas podrían ocasionar daños por lo que necesitan control y un tratamiento especial. Todos estos residuos industriales deben ser gestionados por empresas autorizadas, también llamadas gestores de residuos.

Lo más importante que debemos saber cuando hablamos de producción de residuos industriales es que cualquier actividad humana incluida la industrial produce una gran cantidad de residuos que tienen u efecto en el entorno natural, ya sea el suelo, el aire o el agua. Aquellos que producen un mayor efecto negativo sobre estos elementos, los denominamos residuos peligrosos.

Ya mencionamos anteriormente que las dos clasificaciones principales de los residuos industriales son urbanos y especiales (que pueden producir efectos tóxicos y peligrosos). Algunos países prefieren hacer una clasificación más especifica donde dividen a los residuos industriales en tres grupos:

  • Residuos inertes: son todos aquellos que por su composición y características especificas no son de alto riesgo para el ambiente y tampoco pueden afectar la salud humana o animal. Son residuos que se pueden verter, almacenar o depositar sin un tratamiento anterior, solo se deberán ubicar de forma adecuada para que no perturben el espacio físico en su lugar de almacenamiento. Entre los residuos inertes podemos mencionar: escombros,  chatarra,  escorias,  vidrios,  cenizas, etc.
  • Residuos urbanos o asimilables: son todos aquellos cuya composición principalmente es de base orgánica degradable, por lo que permite que sean tratados con tecnologías parecidas a las que se utilizan en el proceso de tratamientos de los residuos realmente urbano, es decir, son residuos de procedencia industrial pero que por sus características entran también dentro del rango urbano. Este tipo de residuos se producen principalmente en industrias del sector papel, plásticos, textiles, alimentación, papel, madera, etc.
  • Residuos peligrosos: este tipo de residuos también son denominados especiales, son los producidos principalmente en grandes actividades industriales. Por su composición los residuos especiales son de un nivel alto de riesgo, presentando características que podrían ser dañinas tanto para los humanos como para el resto del medio ambiente.

Este es un grupo de residuos más delicado de gestionar y almacenar, según la Agencia de Protección Medioambiental (EPA por sus siglas en inglés), los residuos peligrosos cuentan con alguna de estas características para ser clasificadas dentro de este grupo:

  1. No son degradables.
  2. Pueden tener efectos nocivos por efecto de acumulación.
  3. Pueden ocasionar transformaciones biológicas, y sus efectos pueden agravarse.
  4. Tienen un alto nivel de componentes letales.

Los niveles de producción de residuos industriales en España, al igual que en la mayoría de los países desarrollados, son altos, pero de la misma manera se trabaja para controlar la cantidad y las formas en la que se producen, además de desarrollar técnicas más viables de gestionarlos tratando de disminuir los daños que ocasionan al medio ambiente.